Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2013

El Error

Si uno se vistiera de poeta, o pretendiera responder a un espíritu artístico, diría que los errores son como el fuego o como el dios Loki: en su naturaleza son destructivos, pero bien aplicados son recursos muy poderosos. En el caso del error, lo primero que podemos decir es que es la puerta para una oportunidad de mejora, y qué sentido tiene la vida si uno no busca mejorarse todo el tiempo.

Veamos un par de ejemplos de errores antológicos, errores de emperadores, de dioses y de genios:

Apenas finalizada la creación el mundo, Dios se disponía a descansar cuando se dió cuenta de que había cometido un error: se había olvidado de poner arena en el mundo. También se dió cuenta de que la arena sería muy útil para las playas, para las construcciones y para medir el tiempo, por lo que llamó al arcángel Gabriel, le dio una bolsa anorme de arena y le encargó que la desparramara por el mundo.
El Diablo, que siempre está atento a sacar provecho este tipo de situaciones, siguió en secreto a Gabriel

La Verdad, la Percepción y la Mentira

Allá por mil quinientos años antes del advenimiendo del Cristo los brahamanes védicos se dieron cuenta de que lo que se ve con los ojos es mentira y que es necesaria la apertura de un tercer ojo para percibir las cosas como son. Este tercer ojo, esta percepción aumentada, estaba ayudada por el uso de soma, un potente té alucinógeno que era considerado un dios en sí mismo - muchas creencias más o menos piolas usaron las drogas como medio de comunicación con los dioses, incluso el Cristo recomendaba el tinto como su propia sangre.
Muchos años más tarde el genial Aldous Huxley nos decía que si abriésemos las puertas de la percepción veríamos todo como realmente es: infinito. Después el gilastrún de Jim Morrison usó este pensamiento como excusa para drogarse y para ponerle nombre a su banda.


Pero volvamos: la idea de que no tenemos una percepción precisa de la realidad no es para nada nueva; de hecho, es una de las ideas más viejas que hay. Sabemos que lo que vemos, por ejemplo, no es de…