Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2011

Laberintos

Como es creencia de los que perpetran este blog que todos los que llegan aquí lo hacen más por extravío que por interés, vamos a festejar la llegada de los incautos hablando un poco de laberintos. También para terminar de cerrar este homenaje permanente al viejo Borges, que tanto le gustaban.

Aunque los primeros documentos de laberintos son (cuándo no) dibujos egipcios mucho más antiguos, el nombre laberinto (del griego labýrinzos) proviene del que probablemente sea el más famoso de la antigüedad clásica: el laberinto de Creta, aquél que construyó Dédalo a pedido del Rey Minos para encerrar allí a su monstruoso hijo Minotauro, y luego al mismo Dédalo (junto con su hijo Ícaro). Se cree que el mito del laberinto de Creta fue inspirado por el palacio de Cnossos, donde vivía Minos. Cuando los aqueos llegaron y se encontraron con una construcción tan sofisticada e intrincada, que incluía maravillas tales como un sistema de alcantarillas, se deben haber sentido un poco extraviados; habían …

Felicidades Borgeanas

Conseguí finalmente los viejos videos del programa español A Fondo, en el que Don Joaquín Soler Serrano entrevistaba a personalidades como Cortázar, Dalí, Cabrera Infante, Atahualpa Yupanqui y, claro, el viejo: Borges. De las dos entrevistas a Borges (una en el 76, otra en el 81), más allá de la maravilla de escucharlo pensar, hay algunos momentos que son, ciertamente, de felicidad:

- Tener razón en una discusión es mezquino y descortés

(Soler Serrano lee un prólogo escrito por Borges hacía ya muchos años, donde se expresa cierta idea)
- Ah, si, había olvidado eso que escribí hace tanto tiempo, y está bien: sigo estando de acuerdo con eso que escribí... lo que quiere decir que no volví a pensar en el tema.

Borges: ...Yo no me atrevería a repetir una idea de Schopenhauer...
Soler Serrano: Claro, porque usted no es Schopenhauer
Borges: No soy Schopenhauer
Soler Serrano: ...es Borges
Borges: Y bueno, qué le vamos a hacer...