Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2010

La Mujer Sin Cabeza

Imagen
Antes que nada creo que es deber precisar que me es imposible hablar o escribir objetivamente sobre Lucrecia Martel y de sus películas, porque ya y solamente desde sus películas Lucrecia Martel me cae muy simpática.

En La Ciénaga nos inquietó desde el principio y cada vez más hacia el final con esas siestas opresivas y esos pibes en el monte con una escopeta. En La Niña Santa en vez del monte fue la ciudad, la educación católica y el aquel médico porteño, degenerado y finalmente redimido.

La película de la que vamos a hablar ahora es La Mujer Sin Cabeza.


Es el tercer film de la Martel, si no contamos los cortos y producciones televisivas. Como en los dos anteriores la película se desarrolla en Salta, con todas las particularidades de la provincia: el acento, las costumbres... el calor agobiante casi se siente y todo en la película es pesado, irreal, como el aire antes de una tormenta.



Verónica (la Vero) es una mujer de clase media que un día en la ruta atropella algo con su auto; en v…