Entradas

Mostrando las entradas de 2013

Así, rapidito

Después del fin de semana, como una riestra de chorizos, el juicio y sentencia son instantáneos:



Escondidos en Brujas
Título original: In Bruges
Director: Martin McDonagh
Con: Colin Farrel, Brendan Gleeson y Ralph "Pariente Ingles" Fiennes.
De Qué Se Trata: Dos asesinos a sueldo, luego de un trabajo que salió muy mal, se esconden en la pequeña y pintoresca ciudad belga de Brujas, donde todo todo todo se enquilomba mal. Final apocalíptico y universal para el que lo sepa entender.
Mensaje: La vida, la muerte, el bien, el mal, la consciencia y los castigos.
Sentencia: buenísima e imperdible
Ojo: No es comedia, la tapa engaña.



Antes De Que El Diablo Sepa Que Has Muerto Título original: Before The Devil Knows You´re Dead Director: Sidney Lumet Con: Philip Seymour Hoffman, Ethan Hawke, Albert Finney y Marisa Tomeien tetas a cada rato. De Qué Se Trata: Dos hermanos andan cortos de plata y se les ocurre afanar una joyería: la de sus propios padres. Mensaje: Los malos son boludos o putos drogadict…

Cinco Lugares y Epocas

Si tuviéramos una máquina que nos llevara al lugar y al tiempo que uno quisiera, ¿cuáles serían los cinco lugares y momentos elegidos?

Aquí nos dicen que:


El pueblo de Zlonice, por 1857, cuando el joven Antonin Dvorak sobornaba al cuidador de la iglesia del pueblo para que lo dejara entrar a la noche a tocar el órgano. Estar presente en aquella noche en que el pueblo entero lo sacó de la iglesia a patadas.La calle 53 de New York entre 1943 y 1947, para ver el nacimiento del bebop, con Charlie Parker, Dizzy Gillespie, Thelonius Monk y Bud Powell.Hamburgo entre 1960 y 1962, para recorrer los boliches y ver a los primitivos Beatles (con Pete Best en vez de Ringo Starr, pero bueh).Londres en 1966 y 1969, para hamacrse todo el Swinging London, ver a los Stones, a los Who, a los Kinks, a los Small Faces, y ser testigo del nacimiento de la minifalda.Londres de nuevo, entre 1979 y 1982, ver la evolución de los Pistols a The Clash, ver a los Specials, los Selecters y los Police fumándose la inf…

El Error: Epílogo y Duda.

Finalizando el siglo XV, el dictador y fiestero Piero de Médici tenía la costumbre de celebrar casi todas las noches un juego particular: Se encerraba en un salón con varias chicas, se vendaba los ojos y las perseguía hasta atrapar una - la atrapada dormía esa noche con él. Cuando se sacaba la venda, Piero  hacía aparatosos gestos de aprobación o disgusto, dependiendo de la mayor o menor belleza de la muchacha elegida: una muestra de enorme grosería.
Pero más allá de la grosería (y locura y crueldad) de Piero de Médici, cabe preguntarse por qué incluia en el juego chicas feas, si tanto le molestaba encontrárselas.

En 1494 el ejército de Carlos VIII de Francia invadió Italia y Piero de Médici fue derrocado y exiliado, pero nunca dejó de jugar su juego. En su vejez, dicen que ya ni siquiera se vendaba los ojos para atrapar muchachas... pero se seguía equivocando.



El Error

Si uno se vistiera de poeta, o pretendiera responder a un espíritu artístico, diría que los errores son como el fuego o como el dios Loki: en su naturaleza son destructivos, pero bien aplicados son recursos muy poderosos. En el caso del error, lo primero que podemos decir es que es la puerta para una oportunidad de mejora, y qué sentido tiene la vida si uno no busca mejorarse todo el tiempo.

Veamos un par de ejemplos de errores antológicos, errores de emperadores, de dioses y de genios:

Apenas finalizada la creación el mundo, Dios se disponía a descansar cuando se dió cuenta de que había cometido un error: se había olvidado de poner arena en el mundo. También se dió cuenta de que la arena sería muy útil para las playas, para las construcciones y para medir el tiempo, por lo que llamó al arcángel Gabriel, le dio una bolsa anorme de arena y le encargó que la desparramara por el mundo.
El Diablo, que siempre está atento a sacar provecho este tipo de situaciones, siguió en secreto a Gabriel

La Verdad, la Percepción y la Mentira

Allá por mil quinientos años antes del advenimiendo del Cristo los brahamanes védicos se dieron cuenta de que lo que se ve con los ojos es mentira y que es necesaria la apertura de un tercer ojo para percibir las cosas como son. Este tercer ojo, esta percepción aumentada, estaba ayudada por el uso de soma, un potente té alucinógeno que era considerado un dios en sí mismo - muchas creencias más o menos piolas usaron las drogas como medio de comunicación con los dioses, incluso el Cristo recomendaba el tinto como su propia sangre.
Muchos años más tarde el genial Aldous Huxley nos decía que si abriésemos las puertas de la percepción veríamos todo como realmente es: infinito. Después el gilastrún de Jim Morrison usó este pensamiento como excusa para drogarse y para ponerle nombre a su banda.


Pero volvamos: la idea de que no tenemos una percepción precisa de la realidad no es para nada nueva; de hecho, es una de las ideas más viejas que hay. Sabemos que lo que vemos, por ejemplo, no es de…

La Trilogía Millenium

Sin mucha alharaca: por esa desconfianza que genera el éxito comercial de algunas expresiones artísticas (especialmente en la música y la literatura), había creído que la trilogía Millenium era un moco de fantasía adolescente e hice fuerza por no enterarme siquiera de qué se trataba.
Pero terminé cediendo ante la insistencia de la tapa de la película en el video club y ahí reparé en que había una versión americana de unas películas originales suecas basadas en sus correspondientes libros.

Entonces recordé el caso parecido de Criaturas Nocturnas (En el sueco original:Låt den rätte komma in, es decir: Deja Entrar al Correcto) del amigo Lindqvist, una excelente novela y película sueca que fue versionada por Holliwood.



La cosa es que manotié la versión americana encomendándome a San Daniel Craig y me sorprendí: más allá del chicle estadounidense, la historia no tiene nada de adolescente y en vez de la fantasía emo-gótica que me había imaginado me encontré con un policial pulenta, bien osc…